Entrevistas

Cristian Sánchez, CEO de Nanoinmunotech: “Damos pasos para desarrollar un aparato de detección precoz de una patología humana en el ámbito de la oncología”

El máximo responsable de la startup biotecnológica gallega admite que el horizonte de la compañía a corto y medio plazo está en “el diagnóstico humano, un campo muy bonito, más complejo y que también requiere más tiempo y más financiación”

El director general (CEO) de Nanoinmunotech analiza cuáles son a día de hoy los proyectos de su empresa. Habla del Heatsens, el nanobiosensor que detecta salmonella en carne de pollo y que en 2018 ya estará en el mercado. Para su producto estrella la compañía está diseñando una ambiciosa estrategia de expansión internacional. Pero Cristian Sánchez también aborda los proyectos de la compañía que él mismo considera “gallega”. Y entre esos proyectos está la salud humana. Asegura que “el campo oncológico es muy atractivo para Nanoinmunotech”. A su juicio, “sería un éxito para la compañía todo lo que implique detectar un marcador tumoral en un estadío muy temprano porque estaría relacionado con el diagnóstico precoz”. “Detectaríamos una patología y podríamos tratarla en una fase muy temprana”, explica Cristian Sánchez. La compañía, que emplea a 20 trabajadores de alta cualificación, apuesta por aplicar su tecnología de los nanoprimas de oro en el avance para detectar patologías en el ámbito de la salud humana y, concretamente vinculadas al cáncer.

_Ustedes son un caso de éxito en Instrumento Pyme del programa Horizonte 2020 (H2020) de la Unión Europa.

_Sí. A nosotros nos fue bien. Instrumento Pyme sólo se lo dan a empresas pyme y sólo a esa empresa concreta. No puede optar, por ejemplo, un proyecto consorciado. Es como un plan de empresa, un proyecto innovador de empresa en el que hay que estar muy cerca de dar el salto al mercado. Nuestra propuesta fue más un plan de negocio que un proyecto de I+D.

_Y les fue muy bien.

_Nuestra experiencia fue muy positiva. Nosotros no trabajamos con una consultora. Todo el trabajo lo hizo el equipo de Nanoinmunotech. Hicimos Fase 1 y Fase 2. El Programa está dividido en dos etapas y el año pasado nos concedieron casi dos millones de euros para desarrollar nuestro proyecto. Ahora estamos en marcha.

_¿En qué consiste el proyecto que recibió apoyo del H2020?

_Nanoinmunotech desarrolla, dentro del campo de la seguridad alimentaria, la tecnología Heatsens, que detecta salmonella en carne de pollo. El núcleo, el corazón de esta tecnología se basa en nanoprismas de oro. Y esa tecnología conseguimos llevarla a un producto final. Hay clientes que tienen interés en ese producto. Aquí teníamos un plan de negocio concreto para este producto final, aunque la empresa está generando nuevos productos desde 2010. Vendemos nanopartículas en el sector del diagnóstico y en otros sectores, pero hay un tipo de nanopartículas que, en vez de venderlas a terceros, la llevamos a Instrumento Pyme.

_¿Cómo marcha el proyecto de Heatsens?

_Muy bien. A final de año tendremos el primer prototipo. Ya hay empresas interesadas en adquirir el nuevo producto.

_¿Explique en qué consiste el Heatsens?

_Es un equipo sencillo. Yo lo comparo con una máquina de café de cápsulas, que todos tenemos en casa. Es algo parecido. Es una máquina de sobremesa no muy grande donde hay una ranura para introducir un chip y en ese chip se hace la detección de salmonella. Ahí se deposita la muestra de pollo. Hay una legislación que determina que hay que detectar al menos una bacteria. Nuestra empresa tiene ventajas competitivas porque nuestro equipo determina que lo que comemos es seguro. Y también tenemos unas ventajas logísticas: podemos hacer la detección de salmonella, si realmente está presente, en solo cuatro horas. Ese es el tiempo que demanda el mercado. Nosotros, antes de diseñar nuestra propuesta, preguntamos al mercado para que nuestro I+D fuese de fuera hacia adentro. Las necesidades las marcaron los futuros clientes. Por eso tratamos que la detección se haga en una jornada laboral, de modo que al final de esa jornada laboral ese producto tenga ya la garantía de que es seguro y de que puede salir al mercado.

_¿El aparato Heatsens ya se podrá adquirir a final de año?

_Tenemos que instalarlo en tres empresas y hacer una validación real en muestra real de que funciona. Luego hay un período de certificación para cumplir todas las directrices que marca la Unión Europea. Y, como seguimos un plan de negocio, también hay un proceso de internacionalización de nuestro producto. Estamos haciendo, por ejemplo, la ampliación de nuestra patente en aquellos países donde queremos vender.

_¿En qué países?

_En la Unión Europea, Estados Unidos y los BRICS: Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica. Tenemos diseñado ya un plan de internacionalización muy definido de aquí a 2019.

_¿Cuándo podrá una empresa comprar el Heatsens?

_En 2018 ya estará en el mercado. Durante 2017 lo instalaremos en esas tres empresas para hacer la validación en muestra real y en 2018 lo pondremos en el mercado a través de canales de venta, de distribuidores especializados.

_¿Cuáles son los potenciales clientes?

_La gran industria alimentaria vinculada al sector avícola. Aquí en España con llegar el primer año a seis o siete grandes empresas ya conseguiríamos una cuota de mercado importante.

_¿Qué precio tendrá el Heatsens?

_Lo tenemos muy estudiado. El precio final de venta dependerá de mucha negociación y de la demanda final de cada empresa. Hay mucha información previa y muchos tipos de empresas. Pero sí que hay una estimación de ventas: en 2019 tenemos prevista una facturación de diez millones de euros gracias al Heatsens.

_¿El aparato se llamará Heatsens?

_Sí. Es el nombre de la tecnología que desarrollamos y el equipo también llevará ese nombre. Es nuestra imagen corporativa.

_¿Dónde fabricarán los equipos que comercializarán?

_La tecnología está dentro de un chip microfluídico. Y la única empresa que hay en España y que nos podría dar ese servicio está en el País Vasco. La fabricación la haremos allí, en una gran compañía de ingeniería especializada en chips microfluídicos.

_¿Cuántos equipos prevén vender?

_Tenemos estimadas las necesidades de la industria alimentaria. Venderemos unos cuantos centenares de equipos. Empezaremos por España en 2018. Y a finales de 2018 y en 2019 daremos el salto al exterior. En un primer momento llegaremos al mercado de la Unión Europea, varios países de la Unión Europea.

_Las perspectivas del Heatsens son muy buenas.

_Sin duda, estamos muy contentos y muy ilusionados.

_Pero trabajan también en otros proyectos.

_Claro. Con los nanoprismas podemos detectar salmonella. Nosotros unimos los nanoprismas a unas moléculas, que se llaman anticuerpos, que funcionan como si fuesen una llave y una cerradura. A partir de ahí podemos sustituir ese anticuerpo o molécula que tiene forma de Y así podemos detectar cualquier cosa. Por ejemplo, estamos trabajando en el ámbito del medioambiente para detectar contaminantes en aguas residuales, estamos trabajando en el diagnóstico humano para determinar patologías. Ahora estamos trabajando con patologías infecciosas, pero también estamos empezando a trabajar con patologías cardiovasculares. Nuestro siguiente salto, en este sentido, será hacia la oncología. Y, por otra parte, en seguridad alimentaria estamos trabajando ahora con salmonella, pero hay infinidad de patógenos que necesitan ser controlados como, por ejemplo, la listeria campylobacter, donde estamos trabajando.

_¿Cómo se financian para desarrollar todas estas iniciativas?

_Nos apoyamos en instrumentos de financiación pública como por ejemplo, los Conecta Pyme aquí en Galicia o los Interconecta. Y también desarrollamos proyectos consorciados a través de las ayudas de Horizonte 2020. De hecho tenemos en marcha cuatro proyectos vinculados al Horizonte 2020.

_Un trabajo intenso.

_Sí. Siempre utilizamos los instrumentos de financiación pública para desarrollar proyectos que están perfectamente definidos en aquello que queremos hacer en ámbitos como tecnología, equipo, financiación…

_Nanoinmunotech también trabaja en el ámbito de las vacunas.

_Utilizamos nanopartículas para potenciar el efecto de las vacunas, pero para cistitis. Las nanopartículas tienen diferentes usos poteciales. A día de hoy tenemos ventas de nuestras nanopartículas en 22 países. Y las usas terceros para otros usos. Otras empresas las utilizan para usos terapéuticos y para el sector diagnóstico. Ahí somos un proveedor. La diferencia con nuestro biosensor Heatsens es que en este caso utilizamos las partículas en un producto final que comercializamos.

_¿Cuántos biosensores puede poner en el mercado su compañía?

_El Heatsens es una plataforma universal. Y Heatsens, cambiando los chips, puede servir para detectar otras cosas. Por ejemplo, podemos ir a una patología en salud humana o en el ámbito del medioambiente. Todos los nuevos productos que saquemos al mercado irán con la misma plataforma pero cambiando el chip que detectará otros cosas.

_¿Están ya trabajando en esta dirección?

_Sin duda. Somos 20 trabajadores. La principal apuesta de Nanoinmunotech es la I+D. Y, al mismo tiempo, desarrollamos nuestro departamento comercial. Tenemos una sede en Madrid, donde está la división de Márketing y Ventas, y tenemos otra sede en Zaragoza, donde está nuestro laboratorio. Nuestro proyecto estrella a día de hoy es el Heatsens, que va unido al plan de empresa desarrollado en Horizonte 2020. Pero debo decir que también trabajamos en nuevos proyectos.

_¿Dónde sitúa su empresa en 2027, dentro de diez años?

_Lo más ambicioso en un futuro sería nuestro salto a salud humana. Por ejemplo, el campo oncológico es muy atractivo para Nanoinmunotech. Nuestra gran ventaja es la sensibilidad; y sería un éxito todo lo que implique detectar un marcador tumoral en un estadío muy temprano porque estaría relacionado con el diagnóstico precoz. Detectaríamos una patología y podríamos tratarla. Es el campo del diagnóstico humano, un campo muy bonito, más complejo, que requiere más tiempo y más financiación, pero que para nosotros sería el siguiente paso lógico que tendría que dar Nanoinmunotech.

_El trabajo consistiría en desarrollar un aparato capaz de una detección precoz de una patología humana.

_Correcto. Ya estamos dando pequeños pasos en patologías infecciosas y en cardiovascular, pero en oncología hay una gran batería. Queremos abordar precozmente la terapia.

_¿Nanoinmunotech es una empresa gallega?

_Sí. La empresa es gallega. Tenemos un vínculo muy fuerte con la Universidade de Vigo. Somos una spin-off de la Universidade de Vigo, aunque también somos una empresa independiente. Muchos de nuestros trabajadores son doctores que salieron de las universidades gallegas. Nanoinmunotech es una empresa gallega.

 

Publicidad

Facebook