Entrevistas

Juan Arias, socio fundador de ABG Patentes: “Si la invención tiene éxito, el retorno puede ser impresionante”

El experto en patentes destaca en Galicia a la compañía Nanogap, firma con la que trabaja y que, según explica, “desarrolla métodos para marcar billetes de curso legal que diseña y confecciona la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT)”. “También tienen invenciones que están en camino de ser aplicadas, por ejemplo, en los pasaportes”, añade

Juan Arias es socio fundador de la compañía ABG Patentes y licenciado en Química por la Universidad Complutense de Madrid. Tiene 25 años de experiencia en el ámbito de la propiedad industrial. Es también Agente Europeo de Patentes (EQE, 2004) y Agente Oficial de la Propiedad Industrial (2003). ¿En qué consiste su trabajo? Está especializado en las áreas de química, farmacia y biotecnología. Diseña y tramita solicitudes de patente y posición y desarrolla estudios de infracción y patentabilidad. También participó como perito técnico en numerosos casos de litigios de patentes en España. Juan Arias, antes de fundar ABG Patentes, fue examinador de la Oficina Europea de Patentes en Múnich de 1991 a 2000. Posteriormente y hasta 2003 asumió la dirección del departamento de patentes químicas de una agencia de propiedad industrial española en Madrid. Juan Arias, que participó hace unos meses en una jornada sobre la Nueva Ley de Patentes organizada por Bioga y por el Área de Valorización, Transferencia y Emprendemento de la USC, realizó actividad investigadora durante dos años en química de proteínas en el Max-Planck Institut de Múnich. Y participó como experto en importantes pleitos de patentes en España.

_Hábleme de ABG Patentes.

_Tratamos de obtener protección por patentes de las invenciones que desarrollan las empresas. Nosotros conseguimos el monopolio de facto para aquellas empresas que desarrollan una invención. Y que nadie más pueda  utilizar esa invención y ponerla en el mercado. Lo que resulta finalmente es el monopolio del mercado.

_Trabajan en todos los sectores.

_Sí. Yo soy químico. Pero en nuestras empresas hay equipos de expertos que trabajan en biotecnología, en electricidad, en electrónica, en mecánica…

_¿Qué ámbitos de innovación lideran las patentes en España?

_La química farmacéutica patenta mucho, pero ahora el desarrollo más relevantes está en el área de electrónica y mecánica.

_Existe la percepción de que se investiga mucho y se patenta poco.

_Quizá sí. Las patentes no calan en la población. En las universidades españolas no se estudia que se puede patentar una invención. Cuando alguien investiga no se da cuenta de que debe proteger lo que ha inventado.

_Estados Unidos, por ejemplo, sí tiene consciencia de que debe patentar.

_Sí. O también Alemania o Inglaterra, donde se premia más la protección. No es cuestión de investigar y publicar. Es más aconsejable investigar, ver si el resultado de nuestra investigación es patentable y luego publicar.

_¿Qué es patentable?

_Cualquier invención. Pero tiene que tener un interés económico detrás. No vamos a proteger invenciones que no tengan utilidad práctica y que no puedan generar negocio. La investigación debe ser aplicada y de esa aplicación tiene que surgir un negocio. Utilizar los fondos de investigación para entretenernos no tiene mucho sentido.

_Investigación e innovación. ¿Ambas son patentables?

_Sí. Incluso la investigación básica puede ser patentada. Insisto: lo que investiguemos o lo que innovemos debe tener una aplicación. La clave está en orientar la investigación hacia cuestiones que sean explotables comercialmente y que generen un retorno a la sociedad.

_El sector biotech gallego es uno de los más dinámicos en el registro de patentes. ¿El elevado tiempo que emplea desde que comienza la investigación hasta que se traslada a un proyecto concreto juega en su contra?

_Hacen falta muchos años de trabajo. La mayoría son investigaciones complejas que hay que testar en el ser humano. El sector biotech en España, tras la crisis tremenda que hemos vivido, está repuntando. Nosotros estamos notando mucho dinamismo en el sector bio.

_¿Conoce el sector bio gallego?

_Sí. Yo destacaría su seriedad. Trabajamos con clientes gallegos, como empresas de Galicia y están haciendo cosas muy serias. Hay startups que nacieron de investigaciones de la Universidad de Santiago de Compostela y que están haciendo cosas muy serias. Tardar tanto en conseguir que una investigación pueda concretarse en un producto hace que sea un hándicap. La financiación, en este caso, juega un papel fundamental.

_¿En qué actividades?

_Nanotecnología, biotecnología, farmacia, cerámica…

_¿Puede citar alguna empresa?

_Nanogap, Neoker… Son proyectos muy serios. Nosotros trabajamos con Nanogap en el ámbito de las patentes. La Universidad de Santiago está generando un ecosistema de startups muy interesantes.

_¿Todas las patentes tienen un retorno económico?

_No. Hay que saber abandonar ciertas patentes y adaptar luego la línea de investigación a lo que más salida tiene para obtener un retorno.

_¿Puede cuantificarse el retorno de una patente?

_Si la invención es buena y tiene éxito, el retorno puede llegar a ser impresionante. De esas hay pocas.

_La proteína DNA polimerasa, desarrollada por la química Margarita Salas, es la patente más rentable de España. De 2003 a 2009 generó seis millones de euros, el 50% de los ingresos del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) durante ese período de explotación de la patente. Esta proteína consigue duplicar el material genético y posee cualidades óptimas para amplificar el ADN. Pueden generarse millones de copias de ADN a partir de una cantidad muy pequeña del mismo.

_Efectivamente. Es una de las mejores patentes, es una patente maravillosa. Funcionó muy bien. ¿Cómo se da en la diana? Pues teniendo buenos investigadores y contando con buen asesoramiento.

_¿Dígame alguna patente gallega que le haya sorprendido por su éxito?

_Nanogap es un ejemplo.

_¿Sus patentes tienen expectativas?

_Sin duda.

_¿Hábleme de alguna de ellas?

_Desarrolla sensores para aplicar en billetes y en documentos de seguridad. Desarrollan métodos para marcar billetes de curso legal que diseña y confecciona la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT), con la que colaboran. También tienen invenciones que están en camino de ser aplicadas, por ejemplo, en los pasaportes. Tienen invenciones que no están ahora en el mercado pero que sí pronto estarán.

_Aquí sí hay un retorno económico.

_Sin duda. Nanogap es ya una empresa que logra retornos económicos por la gestión de sus patentes.

_¿Dígame alguna patente gallega que le haya sorprendido por su éxito?

_Nanogap es un ejemplo.

_¿Sus patentes tienen expectativas?

_Sin duda.

_¿Hábleme de alguna de ellas?

_Desarrolla sensores para aplicar en billetes y en documentos de seguridad. Desarrollan métodos para marcar billetes de curso legal que diseña y confecciona la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT), con la que colaboran. También tienen invenciones que están en camino de ser aplicadas, por ejemplo, en los pasaportes. Tienen invenciones que no están ahora en el mercado pero que sí pronto estarán.

_Aquí sí hay un retorno económico.

_Sin duda. Nanogap es ya una empresa que logra retornos económicos por la gestión de sus patentes.

 

Publicidad

Facebook