Entrevistas

Richard Duro: “Galicia está a la vanguardia en investigación sobre inteligencia artificial a pesar de la falta de apoyo”

Este catedrático de Ciencia de la Computación e Inteligencia Artificial de la Escuela Politécnica Superior de la UDC, que participa en el ambicioso proyecto DREAM del Horizonte 2020, augura que dentro de 50 años “empezaremos a ver robots que ya puedan hablar contigo, interactuar contigo o aprender de lo que tú haces”

Richard Duro Fernández es catedrátrico de Ciencia de la Computación e Inteligencia Artificial de la Escuela Politécnica Superior de la Universidade da Coruña (UDC). Es uno de los investigadores de referencia en el mundo en inteligencia artificial y robótica. Este experto participa en el ambicioso proyecto DREAM (Deferred Restructuring of Experience in Autonomous Machines) dentro del programa Future Emerging Technologies (FET) en la iniciativa Horizonte 2020 impulsada por la Unión Europea. “Es un proyecto de aplicaciones de inteligencia artificial en robótica”, explica el catedrático, quien asegura que DREAM pretende “introducir elementos de soñar en los humanos dentro de las arquitecturas cognitivas de los robots para que así puedan  hacer consolidación de memoria y otro tipo de procesos tal y como hace y trabaja el cerebro humano”.

_¿Quiénes investigan en el proyecto DREAM?

_El Grupo Integrado de Ingeniería de la Universidad de A Coruña, que somos nosotros; un grupo de investigadores de la Univeridad Libre de Ámsterdam, otro grupo de la Universidad Pierre y Marie Curie de París, otro grupo del Instituto Tecnológico de París (París Tech) y otro de la Universidad de Edimburgo. Todos trabajamos en este proyecto.

_¿Galicia está a la vanguardia en investigación sobre inteligencia artificial?

_Evidentemente. En Galicia hay investigadores en este tema y en muchísimas otras áreas de investigación que, a pesar de todo lo demás, están a la vanguardia.

_¿A qué se refiere con ‘a pesar de todo lo demás’?

_Me refiero a la falta de apoyo.

_¿Por parte de quién?

_De todos, de la sociedad en general.

_Empresas, administraciones…

_Sí. A pesar de la falta de infraestructura. Y hay muchos otros grupos de investigación que están en la vanguardia teniendo ellos que pagarse hasta los viajes porque no les queda más remedio.

_¿Qué aplicaciones prácticas para la sociedad pueden tener las líneas de investigación que ustedes tienen en marcha?

_Toda esta investigación pretende aumentar las capacidades cognitivas de los robots. Los robots pueden llegar a tener capacidades cognitivas similares a los humanos y así podrían interactuar unos con otros. No tendríamos que programar robots y sí les podríamos enseñar a hacer lo que queremos que hagan. Algo así como si fueran niños. Si yo necesito un robot asistencial en casa, no puedo pre-programarlo para todas las situaciones que puedan darse en casa, que son infinitas. Lo que necesito es un robot que sea capaz de adaptarse a los acontecimientos que van surgiendo y aprender de ello. El proyecto DREAM pretende que el aprendizaje sea conjunto, que haya múltiples robots en diferentes lugares que transfieran su conocimiento de unos a otros para que aprendan conjuntamente. Un robot  que cuida a mi abuela en casa puede encontrarse con una situación desconocida para él y puede consultar a otros robots que sí sepan qué hacer. Esta es la idea de este tipo de tecnología: hacerla interactiva con los humanos de una forma natural. No habrá que ser doctor en Robótica para poder manejar robots.

_¿Ya están obteniendo resultados?

_Sí. Por ahora son básicos. Porque se trata de una línea de investigación a largo plazo.

_¿Qué tipo de robots tendremos dentro de 25 años?

_Tendremos robots capaces de funcionar en hogares pero no serán como humanos, serán todavía muy robots. Cuando hablo de humanos me refiero al sentido de trato, no a otras características.

_¿Y dentro de 50 años?

_A lo mejor ya empezamos a ver robots que puedan hablar contigo, interactuar contigo o aprender de lo que tú haces.

_Pero nunca llegarán a sustituir a los humanos.

_No. No se trata de sustituir, y sí de complementar, de ayudar en aquellas cosas que los humanos no podemos. Un ejemplo: la asistencia a mayores.

_¿Están ahora investigando en esta dirección?

_No. Trabajamos en la base de investigación para todas esas aplicaciones.

_Para desarrollar una multitud de aplicaciones.

_Ese es un ejemplo de posible aplicación de este tipo de tecnologías.

_¿Y ya están aplicando esta tecnología en nuestro día a día?

_Los asistentes que hay en los coches utilizan tecnología de este tipo. Por poner un ejemplo muy simplón: en la industria empieza a haber muchos robots colaborativos, que trabajan mano a mano con humanos. Pues esos robots usan técnicas de este estilo para precisamente no dañar a los humanos.

_¿Hay alguna empresa gallega que dé salida comercial a toda esta investigación?

_Nosotros tenemos una spin-off de la Universidade da Coruña que está empezando a comercializar un robot que se llama Robobo. Es un robot educacional. Utiliza todas estas tecnologías para que interactúe con niños y que éstos mejoren su aprendizaje.

_¿El campo de investigación es muy amplio?

_Amplísimo. Educación es otra aplicación para esta tecnología. Hay robots que interactúan con niños y se adaptan a sus capacidades de una forma sistemática. Así evitaríamos que muchos niños no se quedasen atrás en su aprendizaje.

_Y esta investigación, insisto, es a largo plazo.

_No es de hoy para mañana. Toda la investigación de este tipo es a largo plazo. La sociedad desconoce que investigación siempre es a largo plazo. Luego, cuando ya está investigado, vas a las aplicaciones. Pero eso es aplicación y no investigación. Tendemos a fomentar las prisas, a que mañana ya tenga que estar listo el producto.  Hay que hacer trabajo de base. Sin investigación no se pueden desarrollar productos innovadores. Es igual que una cantera de jóvenes. Si los niños de siete años no juegan al fútbol, pues no tendrás grandes jugadores de fútbol en los próximos años, los tendrás que ir a buscar al extranjero. Si no pones investigación a medio plazo, en el futuro tendrás que pagar la aplicación que traigas del extranjero.

Publicidad

Facebook