Iniciativas

PonteVan, la Formación Profesional en la calle

Cuatro institutos de Pontevedra, basándose en el trabajo colaborativo, diseñan y crean un vehículo propio de comida en la calle para acercar la realidad de la Formación Profesional a la sociedad

Cuatro centros educativos de Pontevedra (CIFP Carlos Oroza, CIFP A Xunqueira, IES Montecelo y IES Frei Martín Sarmiento) desarrollan la iniciativa de crear un vehículo de comida en la calle que sea “referente autonómico, nacional e internacional y modelo de creaciones futuras”. ¿Cuál es el objetivo? “Acercar la realidad de la formación profesional a todos los ámbitos de la vida pública y a la sociedad” y, al mismo tiempo, “poner en valor el potencial de los centros de FP cuando se unen distintas especialidades para la consecución de un fin común”, según explican los promotores.

Los cuatro institutos pontevedreses diseñaron y crearon este vehícuo propio de comida en la calle a través del trabajo colaborativo de centros de formación profesional y empresas. Servirá para que los alumnos también puedan hacer prácticas reales en las familias profesionales de Hostelería y Turismo y de Industrias Alimentarias. Y, asimismo, participar en campañas de difusión y fomento de diferentes productos y servicios resultado de la Formación Profesional.

José Ángel Cruces, profesor del departamento de Artes Gráficas del IES Montecelo explica la idea: “El proyecto surgió de un profesor del Cocina del CIFP Carlos Oroza, que viajó a Francia y allí vio un autobús que ofrecía comida en la calle”. Y detalla cómo afrontaron el proyecto: “La idea radica en convertir una furgoneta de uso normal en un vehículo de comida que visite los diferentes institutos de FP para fomentar la comida saludable y el menú equilibrado”.

Cada centro educativo asumió una parte del proyecto. El IES Montecelo afrontó la imagen corporativa, la rotulación de la furgoneta, la cartelería y la impresión de ropa de trabajo. El CIFP A Xunqueira asumió la mecánica y la habitabilidad de la furgoneta. “Ellos hicieron el corte frontal de la chapa, todos los cambios mecánicos, el interior del vehículo y su homologación”. El IES Frei Martín Sarmiento debió elaborar los menús para que éstos sean equilibrados. Y, por último, los alumnos del CIFP Carlos Oroza fueron los encargados que elaborar los productos de cocina que ofrece el vehículo.

“Todo está hecho por los alumnos, con los medios de que dispone cada centro educativo”, asegura José Ángel Cruces. Hay varias entidades y empresas colaboradoras en la iniciativa: Hedomín-Inelsa, CimaLab Quantum Automotive, Martínez Otero Contract, Fagor Industrial y Galtex 2015. El proyecto recibió el Premio a la Innovación en la FP (modalidad A, convocatoria de 2016) de la Consellería de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria. José Ángel Cruces descarta comercializar la idea. “Solo tiene fines educativos”, asegura. “Iremos por los diferentes centros de Formación Profesional de Galicia promocionando nuestros estudios”. La furgoneta todavía no está homologada. Pronto echará a andar. Y lo hará a finales de 2018.

Publicidad

Facebook